Cada año las fugas de gas cobran varias vidas, además de cientos de hospitalizaciones por quemaduras. La seguridad y control de gas es algo que todos tenemos que tomar en cuenta dentro de nuestros hogares y negocios.

Las fugas de gas en el hogar generalmente son el resultado de malas instalaciones, insolaciones defectuosas, boilers y cocinas.

Si algún de tus tubos de tu cocina está mal instalado, el gas se puede escapar, generalmente de la manguera que conduce el gas o alrededor del sello. Ten especial atención si tus tuberías o instalaciones ya han tenido muchos años de uso, ya que antiguamente no estaban galvanizados y pueden llegar a corroerse.

El caso de una fuga de monóxido de carbono, hay algunas características que puedes ver, y que son importantes para poder prevenir y actuar rápidamente.

Una de las cosas más fáciles por las cuales se pueden detectar es por medio de el olor. El gas tiene un olor particular, que todos alguna vez hemos conocidos, regularmente cuando se llenan los tanques estacionarios puede que quede ese olor.

También se puede escuchar una especie de chiflido, cerca de los tubos que conducen el gas.

Otra cosa que muy común es que el gas se acaba con más rápido. Puede que te deje a la mitad de un guiso o de un baño. Casi siempre sabemos cada cuánto tiempo tenemos que solicitar nuestro llenado de gas estacionario. Si se está agotando con mayor velocidad, puede que tengas una fuga de gas.

Cosas físicas que podemos sentir en nuestro cuerpo, si es que estamos inhalando gas, es dolor de cabeza, mareo, vomito y también somnolencia a horas del día donde en realidad no tendríamos que tener sueños.

Estar al pendiente de estos síntomas es muy importante, puesto que la seguridad y nuestras vidas están de por medio. Ten cuidado y obtén servicios seguros para el llenado de tu gas estacionario como son: Servicio de Gas LP Zona Texcoco.